Rajitha Senaratne

Así quedó el Santuario de San Antonio, una de las iglesias cristianas atacadas. (Twitter)

ISIS se adjudicó los mortales atentados en Sri Lanka