El violento ataque fue cometido por un hombre de 31 años, quien se presentó en el departamento de su novia en el barrio tucumano Vial. En la vivienda, que está ubicada sobre un primer piso, la pareja comenzó a discutir. Según habría relatado más tarde la víctima, el hombre estaba tan enfurecido que la agredió físicamente y luego la empujó hacia el balcón, tratando de arrojarla al vacío.

La joven consiguió escapar de la furia de su pareja y, ante el temor de que le hiciera más daño, corrió hacia la casa de una vecina, donde se refugió. Sin embargo, el ataque no finalizó ahí. Minutos después, la víctima comenzó a sentir olor a quemado, se asomó a la calle y vio que salía una columna de humo de su departamento. Al mismo tiempo, observó que el hombre se retiraba con apuro del lugar, por lo que llamó inmediatamente a los bomberos y al sistema 911.

Después de apagar el fuego, éstos determinaron que el autor del ataque habría arrojado alcohol por todo el departamento para que ardiera con mayor rapidez. Las llamas alcanzaron casi todos los ambientes: el baño, la cocina y el comedor. Si bien la víctima no se encontraba en el interior de la vivienda al momento del incendio, tuvo que lamentar la pérdida de todas sus pertenencias.