Se evitó tal vez una nueva tragedia.  Jorge Pinelli, uno de los choferes del micro que circulaba sin habilitación y que volcó en junio pasado a la altura de la Cuesta de los Terneros en San Rafael, provocando la muerte de 15 personas, fue detenido sobre la ruta 34 cerca de la ciudad de Ceres cuando transitaba al mando de otro colectivo sin registro, con documentación apócrifa y 32 pasajeros a bordo, integrantes de un equipo de fútbol de José C. Paz que viajaban a Los Juríes, en Santiago del Estero.

Personal de Gendarmería que intervino en el procedimiento denunció, además, que Pinelli ofreció coimas para disuadir a los agentes. El 25 de junio pasado se registró un tremendo accidente en el sector de la Cuesta de los Terneros, en la Ruta Nacional 144. Un micro que trasladaba a integrantes de una escuela artística de la localidad bonaerense de Grand Bourg volcó en el lugar y causó la muerte de 15 personas.

Las pericias posteriores indicaron que el ómnibus viajaba a 87 kilómetros por hora en una zona en donde la velocidad permitida es de 30 kilómetros. Asimismo, se evidenció que el transporte no estaba habilitado y que si bien los choferes tenían la licencia correspondiente habían tomado caminos alternativos para eludir los controles de ruta previsibles.

El chofer que conducía en el momento del accidente, Damián Pinelli, falleció producto del siniestro mientras que el otro chofer, su papá, Jorge Pinelli, estuvo internado en San Rafael y quedó en libertad hasta estas últimas horas. Según confirmó el director ejecutivo de la Administración Nacional de Seguridad Vial, Carlos Pérez, el sábado cerca de las 18, Pinelli padre fue interceptado en un control vehicular en la provincia de Santa Fe en las inmediaciones de la ciudad de Rosario.

El funcionario remarcó que el hombre viajaba al mando de otro colectivo que, como el siniestrado en San Rafael, tampoco estaba habilitado. “Conducía un micro de las mismas características y condiciones del que se accidentó en San Rafael”, explicó Pérez, y agregó que al pedir la documentación y los registros se evidenció que estos eran apócrifos.

Quiso coimear

“Al detectar que los papeles no eran valederos, se procedió a detenerlo y secuestrarle el vehículo”, especificó el responsable de la ANSV. Al momento de su aprehensión, señaló Pérez, Pinelli intentó coimear a los gendarmes a cargo del operativo. “Por esta razón se radicó una denuncia correspondiente”, subrayó el funcionario nacional, al tiempo que detalló que en el micro en cuestión viajaban cerca de 32 personas

Mientras todos se mostraron aliviados porque se pudo evitar a tiempo una potencial tragedia como la de San Rafael, Pérez comentó que “hemos conseguido incrementar los controles. Estamos trabajando junto a Gendarmería y a la Comisión Nacional de Regulación del Transporte”. Pinelli no quedó imputado en la causa por el accidente de San Rafael debido a que no era quien conducía al momento del siniestro.