Santiago Riveros fue condenado a 45 años de prisión por los secuestros y torturas a 11 mujeres embarazadas durante la última dictadura. El Tribunal Oral en lo Criminal Federal N°3 de la Ciudad de Buenos Aires falló en el marco del juicio conocido como Hospital Militar II.

Los jueces Javier Feliciano Ríos (presidente del tribunal), Andrés Fabián Basso y Adriana Palliotti, en tantoresolvieron volver a dejar en libertad a Raúl Martin, también imputado y que ya había sido declarado inocente en un juicio anterior.

La decisión del tribunal se tomó aún cuando la querella de Abuelas de Plaza de Mayo había solicitado 30 años de prisión para quien fuera el médico del Hospital Militar de Campo de Mayo, donde funcionaba un centro clandestino de detención.

Por su parte, Riveros se desempeñaba al momento de cometer los crímenes como Comandante de Institutos Militares y tenía a su cargo la represión en la denominada Zona de Defensa IV.