La sentencia fue dictada por el Tribunal Oral N°1. 

Un hombre fue condenado este miércoles a la pena de 50 años de prisión por un tribunal de Mar del Plata, que lo halló culpable de ser el “violador serial” que abusó de cinco mujeres en esa ciudad bonaerense entre marzo y abril de 2014.

Claudio Alberto Valente (47) fue condenado por el Tribunal Oral Criminal 1, por haber violado a las víctimas que atacaba en zonas cercanas al centro de la ciudad cuando estaban por ingresar en sus vehículos, y luego llevaba a algún descampado en la periferia.

Según quedó demostrado en el juicio, tras sedarlas y abusar sexualmente de ellas, el hombre escapaba en los autos robados con las pertenencias de las víctimas.

"Sin dudas, Claudio Alberto Valente debe ser considerado un ’violador serial’”, manifestó en la sentencia el tribunal, integrado por Facundo Gómez Urso, Aldo Carnevale y Juan Galarreta

Los jueces dieron a conocer este mediodía el fallo en el piso 7 de los tribunales locales, mientras el acusado escuchaba la sentencia desde una sala contigua.

El fallo, emitido por unanimidad en cuanto a la culpabilidad y en mayoría en cuanto a la pena, estableció que Valente es responsable penalmente por el “abuso sexual con acceso carnal agravado por el uso de arma” de cinco mujeres.

Valente fue hallado culpable además de los delitos de “privación ilegítima de la libertad cometida bajo amenazas y agravada por violencia, robo simple, robo agravado por el uso de arma, y amenazas simples” de los que fueron víctima 13 mujeres.

El acusado fue declarado además reincidente, por lo que no podrá acceder a libertad condicional. La condena fue en línea con el pedido que habían realizado días atrás ante el tribunal el fiscal, Oscar Deniro y los representantes legales de las víctimas, Facundo Capparelli y Daniel Rincón

"Es un fallo que para las víctimas es un aliciente, pero el dolor se vive permanentemente y se supera lentamente. La contención familiar y profesional es la que puede ayudar a las víctimas a rehacer su vida”, dijo Capparelli tras conocer la sentencia.

El abogado calificó la pena impuesta a Valente como “justa y merecida”, y coincidió con la decisión del tribunal de prohibir la difusión y divulgación de datos personales o hechos que pudieran permitir la identificación de cualquiera de las víctimas.

Tal como establece el fallo, durante el juicio oral quedó demostrado que el violador amenazaba a sus víctimas y las obligaba a subir a sus propios auto para conducirlas a las afueras de la ciudad, donde abusaba de ellas luego de sedarlas con tranquilizantes.

La sentencia señala que “las descripciones de los hechos no fueron objeto de discusión durante el debate, debido a la contundencia de la prueba respectiva”.

Los ataques atribuidos a Valente fueron cometidos entre el 24 de marzo y el 22 de abril de 2014.
El hombre había salido de la cárcel el 5 de febrero de 2014 con el beneficio de la libertad asistida, en el marco de una pena de 11 años y 8 meses de prisión que cumplía en la provincia de La Pampa, por “privación ilegal de la libertad y robo”.

A lo largo del proceso que se llevó adelante en los tribunales marplatenses, las víctimas aportaron sus testimonios, que se sumaron a numerosas evidencias, entre ellas pruebas de ADN y las ruedas de reconocimiento.

Valente se encuentra detenido en la Unidad Penal de Batán desde que fue capturado a pocas cuadras del centro marplatense, en Entre Ríos y Almirante Brown, después de haber cometido su último ataque.

El caso llegó a debate oral luego de un fallido acuerdo de juicio abreviado propuesto por la fiscal, María Isabel Sánchez, que llevaba adelante la causa hasta octubre último. 

Sánchez había propuesto una pena de 35 años de prisión mediante el mencionado instituto procesal, pero éste establece que la pena no puede ser superior a 15 años de prisión.

La Fiscalía General del departamento judicial Mar del Plata no aceptó ese acuerdo, al igual que los defensores de las víctimas, y además Sánchez solicitó una licencia psiquiátrica a fines de octubre último, por lo que se dispuso que se realizara un debate oral, que este miércoles llegó a su fin.