Pasará 9 años en la cárcel por su delito cometido en 2015.

Un tribunal de Morón condenó este viernes a nueve años de prisión a Diego Cuevas, de 21 años, quien atropelló y mató a dos adolescentes y causó heridas a otros cuatro en 2015, cuand. corría una picada en la localidad bonaerense de Haedo, tras lo cual familiares de los fallecidos protagonizaron incidentes en la sede judicial.

Los fiscales y los abogados de la querella habían solicitado la pena de 18 años de cárcel para Cuevas, quien llegó al juicio oral imputado por doble homicidio simple con dolo eventual, informó el letrado Luis Rappazzo.

"Hace dos años que vengo luchando por mi hijo. En ningún momento vinimos acá a pegar. Estamos rodeados por la policía y no somos delincuentes", dijo a la prensa María Angélica Guaraz, la madre de Lautaro Juárez, una de las víctimas de 16 años.

"Ahora él va a su casa a brindar con sus padres y ¿nosotros qué? Nueve años de burla le dieron. Por segunda vez me lo entregan muerto", agregó a los gritos la mujer, quien junto a un grupo de familiares de las víctimas protagonizaron incidentes en los pasillos del tribunal ubicado en Colón y Alem.

El hecho ocurrió a las 7 del domingo 5 de abril de 2015 en Rivadavia y Maipú, de Haedo, cuando Cuevas, a bordo de un Nissan Tiida, corría una picada con un Volkswagen Bora negro y atropelló a varios jóvenes que salían de bailar. 

Juárez cayó muerto en el lugar y cuatro adolescentes quedaron tirados en el suelo, con heridas de gravedad.

Uno de ellos, José Manuel Lastra, que era primo de Juárez, falleció el 27 de abril del mismo año en el hospital Luis Güemes de Haedo debido a las lesiones sufridas. 

Fuente: Télam