Villa Gesell no es la misma. Si bien en plena temporada está llena de gente como todos los años, algo cambió. Los veraneantes parecieran caminar con miedo por la peatonal y cruzan miradas, que lo dicen todo. Es que la Avenida 3 se tiñó de sangre. Hace exactamente un mes, en 3 entre Avenida Buenos Aires y 102, en pleno centro de la ciudad balnearia, mataron a un joven de 19 años: Fernando Báez Sosa, que fue de vacaciones con amigos y como muchos chicos de esa edad, fue a bailar. Pero se encontró con el peor final. 

En la vereda frente al boliche Le Brique, donde todo comenzó, y donde finalmente un grupo de rugbiers terminó matándolo a golpes, los turistas y la gente local alzó una especie de santuario. Alrededor de un árbol, colocaron mensajes para Fernando y su familia, con un pedido que los une a todos, el de "justicia" por este chico y porque no sigan apareciendo muertes tempranas, injustas en manos de salvajes. Una señora pasa, se hace la señal de la cruz, deja una estampita y levanta la cabeza, de reojo mira amenazante el frente del boliche Le Brique, que luce impecable, pintado de blanco y gris oscuro.

Levantaron un santuario donde Fernando fue asesinado (Foto: cronica.com.ar)
Levantaron un santuario donde Fernando fue asesinado (Foto: cronica.com.ar)

Vecinos están juntando firmas para que el Concejo Deliberante cierre “en forma definitiva” el boliche Le Brique, que volvió a encender las luces de su fachada y abrió las puertas para los que quieran ir a bailar. La música que se escucha desde afuera contrasta con el dolor que expresan los que se detienen frente al santuario. 

Detrás del santuario se puede observar el boliche Le Brique (Foto: cronica.com.ar)
Detrás del santuario se puede observar el boliche Le Brique (Foto: cronica.com.ar)

El pueblo gesellino cree que esta muerte se pudo haber evitado. Es que esa madrugada, cuando los jóvenes fueron sacados por la fuerza del boliche bailable, en la calle, en la vereda de enfrente, a la vuelta o en la otra cuadra no había policías, ningún miembro de la fuerza de seguridad como para parar esa barbarie, esa locura. Pero debió morir Fernando para que las autoridades decidieran sacar a la calle a todos los efectivos de la policía. Porque si vas ahora a Villa Gesell te vas a encontrar con muchos policías en la playa, en las veredas, en la calle, en las esquinas, patrulleros, armados, desarmados, de todas las maneras que te lo imagines. En la esquina donde se los ve a los rugbiers escapar a las corridas después de cometer el crimen en plena calle, ahora luce una gigante estructura de madera, arriba de la misma una garita de seguridad, con policías y cámaras. Qué pena que esa madrugada del 18 de enero no estaban... 

Después del crimen, pusieron una garita de seguridad en la esquina (Foto: cronica.com.ar)
Después del crimen, pusieron una garita de seguridad en la esquina (Foto: cronica.com.ar)

Ahora en la playa te revisan la heladerita, no dejan que los jóvenes y no tan jóvenes ingresen con alcohol, el control es extremo. Tarde...

La Policía en los accesos a la playa (Foto: cronica.com.ar)
La Policía en los accesos a la playa (Foto: cronica.com.ar)

En las mayoría de los locales comerciales luce la imagen de Fernando con la frase "Justicia por Fernando, asesinado en Gesell". Y eso es lo que quieren, que se haga justicia y que no vuelva a pasar. 

Así lucen la mayoría de los locales comerciales (Foto: cronica.com.ar)
Así lucen la mayoría de los locales comerciales (Foto: cronica.com.ar)

Autoridades municipales están tratando un proyecto para sacar los boliches de la Ciudad. Pero los vecinos, los comerciantes consideran que ya es demasiado tarde. Que se pudo haber evitado y que Villa Gesell no es la misma. 

Este martes, que se cumple un mes del crimen, en Gesell también se convocó a una marcha, para acompañar a la organizada por los padres de Fernando en Buenos Aires a las 18 en el Congreso. Piden una condena de prisión para los 10 rugbiers acusados de matarlo, ocho de ellos recibieron la prisión preventiva tras una decisión del juez de Garantías del caso, David Mancinelli. Que sea justicia.

Ver más productos

Cuarentena y conocimiento ¿Cómo funciona nuestro cerebro?

Cuarentena y conocimiento ¿Cómo funciona nuestro cerebro?

Cuarentena, encierro y libertad

Cuarentena, encierro y libertad

Se extiende la cuarentena: consejos para sobrellevar el encierro

Se extiende la cuarentena: consejos para sobrellevar el encierro

Días en casa: aprendé astrología

Días en casa: aprendé astrología

Consejos para cuidarnos en tiempos de cuarentena

Consejos para cuidarnos en tiempos de cuarentena

En momentos de cuarentena la receta es aprender a cuidarnos

En momentos de cuarentena la receta es aprender a cuidarnos

La historia del robo del siglo

La historia del robo del siglo

Necesitamos un Ruido de Magia

Necesitamos un Ruido de Magia

Ser hincha es contagioso

Ser hincha es contagioso

Un relato de Academia

Un relato de Academia

Ver más productos