En la ciudad bonaerense de Ringuelet, en La Plata, Agustín un nene de 12 años intentó evitar un robo, del cual fueron víctimas sus abuelos.

Sucede que el menor, con un palo quiso frenar a un grupo de cuatro asaltantes cuando estos se hicieron del auto de los ancianos y se dieron a la fuga.

Tras las hechos de inseguridad, Crónica HD entrevistó al matrimonio que padeció la inseguridad.

Según recordó Osvaldo, el anciano que sufrió el robo de su vehículo y sufrió un culatazo en la cabeza: "Lo de mi nieto fue una reacción espantanea. Cuando pasó todo le dije, Agustín, el auto tiene seguro. Y el me respondió abuelo, te estaban pegando a vos".

Luego, sostuvo que "el palo, es una traba que ponemos de adentro al lado de la lleve. Manoteó eso y salió. Después le apuntaron a la cabeza y el nene no bajó el coso".

"Uno en ese momento no piensa, solo le pegamos el grito para que se vaya", dijo Osvaldo ante el asombro que le causó ver en la escena a su nieto.

Por su parte,  Mauricia, la abuela del valiente pibe indicó que cuando su esposo "salió a tratar de guardar el auto, lo agarraron estos chicos. Todos muy jóvenes. Justamente los veo de acá, desde la ventana, porque duermo con la ventana abierta por la inseguridad que tenemos, y bueno salí corriendo a defender a mi marido y lo que menos me imagine es que iba a salir mi nieto con un palo a defender a su abuelo".

Ante la consulta sobre que pasaba si los delincuentes disparaban dijo: "Yo no medí las consecuencias, y él tiene mucha seguridad".

Más tarde, Mauricia comentó: "Le pegué el grito al chico porque le estaba apuntando a la criatura. Y le dije, no me toque a mi nieto. Fue cuando nunca vecina tocó la alarma y ahí escaparon".

Por último, Osvaldo indicó que tras los hechos, su nieto "estaba tranquilo, al principio más nervioso. Es el amor de los abuelos. No es lindo jugar al héroe con estas cosas".