Allegados a una joven de 15 años denunciaron que habría sido abusada por un grupo de muchachos mientras se llevaba a cabo una fiesta de egresados de un colegio porteño en un boliche ubicado en la Costanera. En tanto, la víctima fue "salvada" por una chica de 20 años que pudo presenciar el desagradable momento.

Una de las madres de las egresadas de la Escuela ORT, sede Belgrano, compartió el fin de semana en su cuenta de la red social Facebook el relato de Juliana, la hermana de una de las alumnas que estuvo presente en el momento en que cuatro jóvenes abusaban de una chica de 15 años. El episodio ocurrió el viernes pasado en la fiesta de egresados que se llevó a cabo en el boliche Caix, en la Costanera Norte.

"Vi una chica, una nena. No pasaba el metro cincuenta, morocha y flaquita. No podía ni estar parada. Estaba rodeada de chicos, todos la doblaban en altura. Dos la sostenían de los brazos mientras uno la empujaba contra la pared, donde estaba otro chico, este, desde atrás, le metía la mano adentro del short, mientras que el de adelante la tocaba por adentro de la remera", relató la testigo.

Al observar el hecho, Juliana corrió hacia los jóvenes y agarró del brazo a la chica para sacarla de allí. Los cuatro varones que estaban abusando de la chica de 15 tenían aproximadamente 16 años, según describió la denunciante.

"Le pegué a un chico"

"Empujé a tres de los chicos que la sostenían y la agarré de la muñeca. Tiré de ella para poder sacarla de ahí, pero el chico con la mano en su short no tenía muchas ganas de soltarla. Con mi mano en forma de puño junté toda la fuerza que tenía y le pegué en la cara al chico para que la suelte", expresó Juliana.

A lo indignante de la situación se suma la actitud de los conocidos de la joven abusada, que lejos de defenderla se mostraron violentos ante la denunciante mientras justificaban el abuso: la catalogaron de "puta" a pesar de que la joven abusada estaba sufriendo un hecho de violación. Juliana tuvo que enfrentarse también a los conocidos y amigos de la víctima, quienes dijeron que "ella quería", a pesar de que eran cuatro los que la estaban abusando. "¿Ella quiere? ¿Ella que no puede estar parada? ¿Ella que no puede hablar? ¿Ella que no sabe ni dónde está?", se preguntó la chica en su posteo en Facebook.

En Argentina se denuncian casi 50 ataques de violación por día. Los datos oficiales incluyen violaciones y otros delitos contra la integridad sexual. Los especialistas señalan que, a pesar de todo, la mayoría de los casos no son denunciados.