En juicio abreviado un hombre fue condenado a tres años de prisión condicional y reglas de conducta por resultar autor penalmente responsable del delito de abuso sexual simple agravado por la convivencia preexistente contra la hija de su pareja.

El imputado Alberto A.(44 años) convivía en su casa de Rawson, San Juan, junto a su pareja y los dos hijos de ella, un varón y una nena menor de edad.

El 1 de marzo, antes de que la mujer llegara de trabajar, la menor estaba acostada en la cama matrimonial de la pareja y llegó el hombre.

 

El hombre se acostó al lado de la joven y, queriendo abrazarla, le tocó sus partes íntimas por arriba de la ropa.

La menor le gritó "qué te pasa"  saliendo de la habitación.  Pero según determinaron los investigadores el ahora condenado fue detrás de ella, tomándola del cuello para sacarla de la casa.

En ese momento su hijo menor estaba en el comedor, escuchó los gritos de la damnificada y salió corriendo ayudarla.

La menor le envió un mensaje a su mamá contándole lo sucedido. La mujer tomó un remís y llegó a su casa.

Su hija estaba con su hijo menor en el comedor y Aballay en la cama matrimonial con el celular. Le reclamó "qué le hizo a la niña", a lo que el hombre respondió "nada".

 

"Cómo que no me hiciste nada", dijo la menor y se abalanzó para pegarle y hombre nuevamente, volvió a  manosearala. "Me estás tocando de nuevo, por qué me hacés esto".

A lo que le respondió "vos te lo buscaste". La mujer los separa, saca a los menores hacia el garaje y empieza a gritar “auxilio”. Los vecinos llamaron a la Policía.

 

Crónica Policiales: todas las noticias de hoy

Ver comentarios