Un ex presidiario, hijo de un concejal, fue asesinado de, al menos, ocho balazos en la localidad bonaerense de Zárate. Los investigadores creen que se trató de un acto de venganza o problema personal y descartan el robo como móvil del hecho.

La víctima fue identificada como Antonio Fernández (36), hijo del concejal Ramón Fernández, del bloque Nuevo Zárate.

Fernández fue hallado asesinado a balazos a las 2 de la madrugada del lunes, el día en que cumplió 36 años, en el cruce las calles Tres de Febrero y Matheu, de esa ciudad bonaerense.

Según las fuentes, Fernández presentaba al menos ocho impactos de bala en distintas zonas del cuerpo y en torno a su cuerpo los peritos secuestraron vainas calibre 9 milímetros.

Los investigadores descartaron inicialmente la hipótesis de un robo, ya que la víctima conservaba todas sus pertenencias, e incluso a un costado del cadáver quedó tirado su teléfono celular, que fue secuestrado para pericias.

Además, según contó la pareja de la víctima a la policía, Fernández había recuperado su libertad hace cinco meses después de cumplir condena e. la Unidad 21 de Campana por un delito que aún no fue informado.

La mujer de 32 años también reveló que Fernández debía encontrarse con ella a pocas cuadras de donde fue asesinado, pero que nunca llegó.

El padre de la víctima, en tanto, aseguró al portal de noticias Impacto Local que "no se trató de un robo, avanza rápido la investigación, la fiscal está trabajando".

El caso es investigado por la fiscal Andrea Palacios, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de Zárate, y a nivel policial trabajan la comisaría 1ra., la Jefatura Departamental y la Dirección Departamental de Investigaciones de Zárate-Campana.