Una agente de la policía bonaerense fue asesinada de un balazo en el pecho en una casa del partido de  Florencio Varela. El autor el disparo fue su pareja, también miembro de la fuerza de seguridad provincial, quien al ser detenido por el femicidio admitió que el balazo que le provocó la muerte a su mujer fue disparado con su arma reglamentaria aunque dijo que fue por accidente, informaron fuentes policiales.

El hecho que se conoció hoy ocurrió cerca de las 21 del miércoles en una casa de la calle Carriego 2634, de ese partido del sur del conurbano bonaerense, donde la agente Edith Pamela Mascareño de 33 años convivía con su pareja Leonardo Alberto Cardozo, ambos numerarios de la Policía Local de Quilmes.

Según las fuentes, ambos policías se hallaban de franco cuando comenzaron a discutir por problemas de pareja, lo que derivó en un fuerte forcejeo, durante el cual Mascareño recibió un balazo en el pecho.

Cardozo llamó inmediatamente al 911 y pidió una ambulancia, pero los médicos que llegaron al lugar determinaron que la mujer ya estaba fallecida.

El policía le contó a los investigadores que, durante el forcejeo, se disparó accidentalmente su pistola calibre 9 milímetros reglamentaria que le provee la fuerza y el balazo impactó en el pecho de su pareja. En el lugar, los pesquisas secuestraron una vaina servida 9 milímetros perteneciente al arma de Cardozo, dijeron las fuentes.

Los vecinos que declararon ante los investigadores aseguraron que se escucharon algunos gritos de la mujer y que en cierto momento se escuchó el disparo. La fiscal Mariana Dongiovanni, a cargo de la Fiscalía Descentralizada 2 de Florencio Varela, solicitó la detención del policía acusado del femicidio de su mujer y ordenó el secuestro del arma homicida y una serie de peritajes.

Fuente: Télam