Agustina Imvinkelried, la adolescente de 17 años que era buscada en la ciudad santafecina  Esperanza, fue encontrada sin vida este lunes por la mañana.

La chica tenía visibles golpes y estaba escondida en una zanja, entre pastizales y tapada con algunas hojas y ramas, a solo 200 metros del boliche Teos, situado sobre la ruta 6, donde había sido vista por última vez pasadas las 5.50 del domingo.

Por el hecho, que fue caratulado como "femicidio", la fiscal María Laura Urquiza admitió que se trabaja sobre la pista que conduce a un vecino de Esperanza que fue encontrado ahorcado durante esta jornada mañana en su vivienda, en un presunto suicidio que habría cometido cuando la policía fue a interrogarlo.

Sobre el sospechoso, identificado por la policía como Pablo Trionfini, la magistrada dijo que existe evidencia que lo vincula al hecho y que ahora se realizarán peritajes para establecer "si mantenían algún tipo de relación por redes sociales".

Entre las evidencias, la fiscal mencionó "testimonios de personas que dicen que él se dirigió ayer por la tarde a lo de un vecino para pedirle prestada una pala y que después ubicaron su auto en horas de la mañana en el lugar donde fue hallado el cuerpo".

También mencionó las filmaciones tomadas por las cámaras cercanas al boliche donde Agustina fue vista con vida la última vez y agregó que se está peritando su auto y un par de guantes hallados junto al cuerpo.

Trionfini fue encontrado sin vida en Barrio Unidos de Esperanza. Los investigadores del caso Agustina habían llegado para indagarlo sobre el paradero la joven.

El allanamiento policial se produjo esta madrugada y la policía encontró el cuerpo sin vida del hombre en una situación de suicidio. El sujeto fue señalado en la pesquisa policial como alguien que podría haber estado con la joven en horas de la mañana.

El individuo había sido visto en un video hablando con la joven, que era intensamente buscada desde la madrugada del domingo, cuando no regresó después de haber ido a bailar junto a sus amigas.