El sábado por la tarde, dos vecinos del Barrio La Cerámica discutieron acaloradamente por la muerte de sus mascotas. Al llegar efectivos de la policía al lugar, lo primero que vieron fue el perro de raza pitbull sin vida y con abundantes manchas de sangre en su cabeza 

Uno de los vecinos, Ariel G; declaró que al abrir el portón de su casa para ingresar su auto se encontró con el pitbull del vecino que tenia en la boca al suyo, un caniche toy. Y que tras matar a su caniche, el pitbull intentó atacar a su hijo menor de edad.

El hombre se interpuso en el camino del perro, tomó un machete con el que poda los árboles y comenzó a atacar al animal, provocándole lesiones en la cabeza hasta que el animal se retiró.

El dueño del pitbull, Ezequiel C; manifestó por su parte que desconocía lo que sucedió hasta que comenzó a discutir con su vecino, ya que no había advertido que su perro había saltado la medianera.

La policía secuestró el machete y no hubo detenidos por ambos hechos.