La Policía de la Ciudad secuestró más de 1.500 joyas apócrifas y detuvo a cuatro empleados de los locales donde las comercializaban. La División Delitos Informáticos Complejos realizó una investigación a través de Internet y logró detectar que en una página web se ofrecían joyas de marcas prestigiosas a precios irrisorios.

Por orden del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal N° 9 a cargo del doctor Luis Osvaldo Rodríguez, quien dispuso realizar distintos allanamientos en la calle Teniente General Juan Domingo Perón al 1300 y en la calle Libertad al 250, situados en el barrio de San Nicolás. La investigación realizada determinó que en el lugar se vendían joyas falsificadas de distintas marcas conocidas.

Se secuestraron 1.290 joyas (anillos, aros, dijes, pulseras con la inscripción Bulgari), 1 rollo de embalar (con el logo de Valentino Joyas), 225 relojes (con la insignia Tag Heuer, Rolex, Breitling, Omega, Channel, Porsche), 45 estuches (Cartier, Gucci, John L. Cook), 13 gorras y 11 carteras (Louis Vuitton) y 3 PC. El material secuestrado fue analizado por personal de Escopometría de la División Análisis Documental.