Una amiga de la familia de la nena de 13 años baleada en la noche del último miércoles, en una heladería de Ituzaingó, aseguró este jueves que el delincuente le disparó a la víctima "por nada" ya que había entregado su celular y no se resistió.

Yanina, amiga de la víctima, dijo que a su amiga "le robaron el teléfono y le dieron un tiro sin ningún motivo", afirmó la allegada a la familia quien aclaró que "la nena no se resistió".

De acuerdo a lo que le contó la familia, “ella estaba con la prima sentada en una de las mesas de la vereda y llegaron dos pibes en moto, uno con casco y el otro no".

Según Yanina, la moto quedó a diez metros de la heladería con uno de los delincuentes esperando y el otro bajó, se acercó a las chicas, las apuntó con un arma y les arrebató a ambas los teléfonos celulares.

"Ahí le dio un tiro en la cabeza por nada", resaltó Yanina, quien además contó que de acuerdo a lo que comentaban los vecinos, los delincuentes no entraron a robar a la heladería y fueron directo a asaltar a las chicas por sus celulares.

Por último, Yanina indicó que su amiga vive "a tres cuadras de la heladería" y señaló que "muchos vecinos los vieron a los delincuentes pero no los reconocen del barrio".