Por Fernando Vázquez
fvazquez@cronica.com.ar

El cadáver salvajemente masacrado a goles y con heridas cortantes de un hombre de 40 años apareció abandonado en un muelle, en la zona del delta del río Paraná, en un tremendo asesinato que se registró a la altura de la localidad bonaerense de Tigre. Las autoridades policiales intentan averiguar tanto los móviles del ilícito como el paradero de los responsables del crimen.

Los voceros del departamento judicial de San Isidro revelaron a cronica.com.ar que la infortunada víctima fue identificada como Eduardo Brunetti, de 40 años.

Trascendió que el macabro hallazgo se produjo cuando los pesquisas de la Dirección de Seguridad de Islas de la Policía de la provincia de Buenos Aires recepcionaron una denuncia, que hacía referencia a una persona fallecida en un muelle situado en las proximidades del denominario río Carapachay.

Minutos después, los servidores públicos arribaron al citado lugar, oportunidad en la que localizaron el cuerpo sin vida del individuo.

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, Brunetti presentaba golpes y heridas cortantes.