Anahí Bravo, de 27 años, apareció luego de permanecer sin contacto desde el último jueves, cuando fue a ver el partido de la Selección argentina de fútbol femenino, contra Panamá en el Estadio Julio Grondona, en la localidad bonaerense de Sarandí.

Tras varias horas sin noticias de la joven, su familia comenzó una campaña para dar con su paradero. De esta manera, no solo informó sobre la situación, sino que difundió una imagen para que quienes la vean puedan colaborar. En las últimas horas del viernes, su familia anunció que Anahí había aparecido sana y salva.