Así trasladaron al peligroso criminal que fue hallado en Olivos.

Por Fernando Vázquez 
fvazquez@cronica.com.ar 

El crimen, que Crónica publicó en su momento de manera exclusiva, tuvo ribetes sumamente dramáticos porque la víctima, antes de morir y mientras estaba por ser operada en un centro asistencial, alcanzó a decirles a los cirujanos, en el quirófano, que había sido agredida por su pareja. De acuerdo con lo revelado por los voceros de los tribunales de Lomas de Zamora, el sujeto, llamado Matías, de 28 años, era intensamente buscado por estar sindicado como responsable material de la muerte de Aldana Jacqueline Giménez, sucedida el 10 de julio de 2016, en una finca situada en Manuel Estévez al 800, en Villa Tranquila, en Dock Sud.

Violenta discusión

Por motivos que se procuran averiguar, los protagonistas del ilícito comenzaron una acalorada reyerta, hasta que el forajido se apoderó de una escopeta y agredió a disparos a la infortunada víctima. Giménez, de 27 años, tuvo que ser trasladada de urgencia al Hospital Pedro Fiorito, en Avellaneda, donde, cuando estaba por ser operada, logró afirmarles a los médicos que había sido atacada por su marido. Finalmente la muchacha dejó de existir.

La tremenda situación originó que se implementara una intensa búsqueda de Matías, quien se había fugado. El criminal actualmente se hacía llamar Mariano José Benítez y utilizaba el documento de identidad N° 30.272.017. Según manifestaron los informantes, los policías establecieron que el individuo había comenzado a efectuar asaltos y que se hallaba recluido en la seccional de Olivos (1ª de Vicente López), a disposición de la fiscalía de Boulogne.

Con estos datos, los pesquisas de investigaciones se dirigieron hasta esa comisaría y determinaron la veracidad de esta situación. Intervino en la causa la doctora María Alejandra Olmos Coronel, fiscal de la Unidad Funcional N° 1 de Avellaneda, dependiente del Departamento Judicial de Lomas de Zamora.