Esteban Pinat, de 29 años, y los padres del niño de 5 años que fue abusado.

Un profesor de gimnasia, de nombre Esteban Pinat, fue detenido luego de haber sido acusado de abuso sexual de niños de un jardín de infantes ubicado en la localidad de Virrey del Pino. El presunto abusador tiene 29 años y los padres de los alumnos reclamaron su desvinculación y apuntaron contra los directivos por supuesta complicidad.

Los padres de los alumnos que concurren al Jardín de Infantes Nº 1004, del barrio Oro Verde en Virrey del Pino, se congregaron en la sede educativa y, tras haber sido rechazado su reclamo sobre la desvinculación, tomaron el jardín. Aseguran que Pinat abusó de un chico de cinco años y que también habría otros casos similares.

Tamara, madre del niño que habría sufrido el abuso, denunció a Pinat, que fue detenido después de haberse presentado esta mañana en la comisaría 1ª de San Justo. “Volvimos a nuestra casa, yo lo baño, y cuando le estoy lavando las partes íntimas me dice que le dolía la cola”, comentó y, luego de haberle preguntado el porqué de ese dolor en la parte interna, aseguró que el nene le respondió: “El profesor me llevó al baño, me bajó el pantalón y me tocó la cola”, relató la mujer. Tamara afirmó que los médicos, después de haber realizado los estudios correspondientes, le dijeron que el nene había estado siendo abusado desde hacía más de 20 días y una consulta con una psicóloga confirmó los dichos del niño.

La madre del niño abusado considera que todos los directivos son cómplices porque “estuvieron el día en que pasaron los hechos” y porque la directora permanece encerrada en el baño de la institución sin dar explicación alguna. Además, informó que “querían dar a entender” que su hijo es “un mentiroso”. Junto con otros padres del jardín, exige que les den una respuesta y que cambien todo el directivo.

Entre lo poco que se conoce del profesor, la madre aseguró que da clases en otro colegio en el barrio de San Pedro y, en referencia a su hijo, concluyó: “Esto al nene no se le va más de la cabeza”. Al menos un 80 por ciento de las víctimas sufre consecuencias psicológicas negativas. El alcance del impacto psicológico va a depender del grado de culpabilización del niño por parte de los padres, así como de los recursos psicológicos con que cuente la víctima. En general, las niñas tienden a presentar reacciones ansioso-depresivas; los niños, fracaso escolar y dificultades inespecíficas de socialización, así como comportamientos sexuales agresivos.

No son infrecuentes en la víctima conductas como huidas de casa, consumo abusivo de alcohol y drogas, promiscuidad sexual e incluso intentos de suicidio.