Autoridades policiales de la Dirección Departamental de Investigaciones de San Isidro lograron detener a un peligroso degenerado, quien era buscado de manera intensa por haber violado en reiteradas oportunidades a su sobrinita de 9 años.

El aberrante caso se registró en la localidad bonaerense de Pilar y los pesquisas localizaron al depravado, luego de un procedimiento realizado en Tortuguitas, en el partido de Malvinas Argentinas. El sátiro, que a veces se ocupaba de cuidar de la niña, había sido denunciado por la madre de la pequeña y a su vez hermana del despreciable sujeto.

Los voceros del departamento judicial de San Isidro revelaron que el citado individuo, llamado Ariel Isaías, de 25 años, resultó apresado por los servidores públicos como saldo de un allanamiento que se llevó adelante en una finca situada en Congreso al 1600, entre Agrelo y Montes de Oca, en Tortuguitas, en el noroeste del conurbano provincial.

Trascendió que el hecho se descubrió el 21 de agosto pasado cuando una mujer, llamada Evangelina, concurrió ante los funcionarios de la Justicia y señaló que su hija, de 9 años, había sido abusada por su hermano, de 25.

Como consecuencia de la gravedad de dicha situación, los pesquisas comenzaron a investigar el caso y establecieron, basándose en una serie de testimonios, que Ariel vivía en el mismo inmueble que la pequeña. El agresor aprovechaba quedarse a solas con la chiquilla para someterla sexualmente.

Habitantes del barrio, muy consternados por el episodio, dijeron que a veces el individuo se ocupaba de cuidar de la inocente menor.

Las pericias confirmaron la existencia de los abusos y la infernal odisea que tenía que padecer la infortunada víctima.

Diferentes tareas investigativas de los integrantes de la Bonaerense posibilitaron averiguar el paradero del muchacho, desconociéndose si consumó violaciones en perjuicio de otras niñas.

Intervinieron en la causa, que fue caratulada "Abuso sexual agravado por tratarse de una menor de edad, aprovechándose de la situación de convivencia preexistente y por tratarse del encargado de la guarda de la menor", la Unidad de Violencia de Género de Pilar y el Juzgado de Garantías Nº 7, ambos dependientes de los tribunales de San Isidro.