Así quedó la camioneta, tras el vuelco que terminó con la vida de dos policías.

Un brutal ataque conmocionó a la provincia de Mendoza, donde un hombre apuñaló a su pareja embarazada de gemelos, escapó y mató a dos policías: el inspector Jorge Cussi y el agente Daniel Ríos, que murió decapitado.

En menos de sesenta minutos, Sebastián Alberto Petean Pocovi, de 33 años, guia de montaña, atacó a la mujer y, mientras se escapaba, atropelló y mató a dos efectivos policiales que intentaron detenerlo.

El brutal episodio ocurrió en Luján de Cuyo, Mendoza, donde la policía desplegó un imponente operativo para dar con el asesino, quien fue detenido tras volcar con su camioneta al verse rodeado por las fuerzas de seguridad.

En un desgarrador audio, un efectivo policial pide ayuda y confirma la noticia: “Dos policías muertos, a uno le falta la cabeza”.


Mientras tanto, los médicos del hospital Lagomaggiore lograron salvar a la mujer que cursa el quinto mes de un embarazo de gemelos, cuyas vidas no corren peligro, según explicó el ministro de Seguridad de Mendoza, Gianni Venier.

La mujer presenta heridas de arma blanca en la zona abdominal y brazo derecho. El funcionario detalló que uno de los policías había sido padre la semana pasada y el otro tiene cuatro hijos. “Nuestros héroes venían en persecución de un hombre y esta persona expresamente los choca, los mata y los arrastra. Es un gran dolor para la policía”, sostuvo.

“Siento un inmenso dolor por los dos camaradas que luchando por tener una Mendoza más segura y perdieron la vida en manos de un asesino”, dijo el director general de Policías, Roberto Munives, momentos posteriores a la tragedia. Además, agregó: “El dolor y la congoja me embargan. Es un hecho muy trágico. Eran compañeros que trabajaban diariamente para dar seguridad a nuestra provincia y un asesino los pasa por encima y los mata”.

Sobre el hecho en sí, contó que “poco antes de las 17 se conoció que en Maipú había un hecho grave. Un sujeto había apuñalado a la mujer en el vientre y había escapado. Allí se monta un gran operativo y se detecta que el hombre estaba en la ruta 82”.

“Lo siguen con el helicóptero y el hombre, desquiciado, llegando a la zona donde había un operativo para detenerlo, no sólo aceleró su camioneta sino que embistió a los efectivos. Dirigió la 4x4 hacia donde estaban los policías y los arrolla haciéndoles perder la vida”, continuó. El atacante salió ileso del accidente y fue detenido y trasladado a una comisaría, mientras que la causa quedó a cargo del fiscal Carlos Torres.