Por Fernando Vázquez
fvazquez@cronica.com.ar

Tres marginales asaltaron a una sargento de la Policía de la provincia de Buenos Aires, mientras efectuaba los trámites de su divorcio en los tribunales de Lomas de Zamora, en Villa Centenario, y luego protagonizaron un cinematográfico raid delictivo.

La fuga de los sujetos incluyó un violento tiroteo, que sucedió en la localidad bonaerense de Adrogué, en el partido de Almirante Brown, donde finalizaron detenidos, estableciendose que uno de ellos estaba herido de bala.

Los voceros del departamento judicial de Lomas de Zamora revelaron que el tremendo hecho comenzó cuando una sargento de la citada institución de seguridad, llamada Mercedes Alejandra, concurrió a los tribunales lomenses, situados en el cruce del Camino Presidente Juan Domingo Perón (el famoso Camino Negro) y Larroque, en la localidad bonaerense de Villa Centenario, para de esa manera concretar la desvinculación conyugal de su marido.

Repentinamente aparecieron en escena estos 3 malvivientes armados, quienes amenazaron de muerte y con fines de robo a la suboficial, a muy pocos metros del edificio oficial, y luego le sustrajeron un Renault Clio blanco, patente LQK 891.

De inmediato los asaltantes fugaron rápidamente en el coche, pero momentos después integrantes del Comando Patrulla (C.P.) de Almirante Brown observaron el desplazamiento de los sujetos en el interior del vehículo y comenzaron a perseguirlos. Trascendió que la huida de los ladrones finalizó en la esquina del Camino de Cintura (la ruta provincial 4) y Luis Pasteur, en jurisdicción del destacamento Malvinas Argentinas, en Adrogué, oportunidad en la que se originó un tiroteo en la vía pública.

A raíz del mencionado enfrentamiento, uno de los delincuentes, llamado Juan Santos, resultó herido de un balazo en el muslo izquierdo, mientras que sus cómplices, de nombres Diego Osvaldo, de 46 años, y José Luis, de 25, fueron apresados ilesos.

Dos armas de fuego Momentos después el marginal herido tuvo que ser trasladado al Hospital Lucio Meléndez, en Adrogué. Previamente, los servidores públicos le habían incautado 2 armas de fuego, una de ellas calibre 22 largo. Autoridades policiales de la Jefatura Departamental de Almirante Brown se encargaron de supervisar el procedimiento.

Se cree que los delincuentes apresados por los pesquisas serían responsables de varios asaltos consumados en el sur del Gran Buenos Aires.