El hecho ocurrió minutos antes de las 6 de la mañana, en la pizzería Güerrin, sobre la avenida Corrientes al 1300, San Nicolás, cuando el gerente ingresó en el negocio como un día habitual, donde se encontraban un sereno y dos empleados de limpieza.

Al mismo tiempo, irrumpieron tres personas vistiendo uniformes de la Policía, todos con gorra, arma y handy, con otras cuatro de apoyo en el exterior.

Dos de ellos se llevaron al gerente al baño y el otro les colocó precintos y esposas al sereno y a los dos trabajadores de limpieza. Las fuentes añadieron que con una abrochadora le colocaron cuatro ganchos en una oreja al gerente y luego lo golpearon e intentaron asfixiarlo colocándole un trapo en la boca y la nariz, para que les diera la llave de la caja fuerte, lo que no consiguieron. 

Luego de casi media hora, los agresores tomaron la caja registradora y se fueron. Según las fuentes, estas personas se movían con un conocimiento amplio del lugar y con un lenguaje policial, por lo que se investiga si realmente eran miembros de una fuerza de seguridad.

En total actuaron siete hombres con uniforme policial que se fueron en una camioneta y dos autos, todos de color negro. 

Fuente: DyN