Dos ladrones asaltaron una peluquería de Constitución y se llevaron 3000 pesos. Los ancianos que atendían el local se llevaron un gran susto al ser agredidos brutalmente por los delincuentes, quienes luego fueron sorprendidos por la policía.

Elena y Hector trabajaban como todos los días en "La peluquería de Hector" cuando dos malhechores, uno de ellos con antecedentes penales, ingresaron al local y los golpearon salvajemente. 

"Me tiró al piso, me rompió una costilla y me dio dos piñas en la cara", cuenta Elena, una ex docente jubilada que muestra moretones en la cara y brazos tras el violento episodio. "Tuvimos miedo, la policía nos encontró con las manos atadas", agrega Hector quien todo el tiempo tuvo terror por la vida de su esposa.

La policía acudió al lugar y pudo detener a uno de los criminales, mientras que el otro logró escapar con los 3000 pesos que los dos abuelos habían ganado a base de trabajo. "Ojala que no vuelvan más", concluye Hector indignado.