El caso de los rugbiers y la muerte de Fernando Báez Sosa en la localidad bonaerense de Villa Gesell sigue siendo tema candente en la sociedad, de hecho, este jueves cuando los sospechosos salieron del jugado rumbo al penal de Dolores, fueron duramente insultados por vecinos y personas que estaban en la puerta del establecimiento.

Los ocho rugbiers acusados de matar a Baéz Sosa en Villa Gesell salieron a las 11.20 de este jueves del juzgado de Garantías de esa ciudad y, entre insultos y gritos de personas que se acercaron al lugar, fueron subidos a un micro de regreso a la Penitenciaría 6 de Dolores, donde están detenidos.

Tras permanecer tres horas exactas en el edificio judicial donde se desarrolló la audiencia judicial previa a la resolución del pedido de prisión preventiva realizado por la fiscal Verónica Zamboni, los rugbiers fueron retirados del lugar por los penitenciarios mientras la gente los insultaba y les gritaba "asesinos".

Una de las vecinas, sostuvo que "son unos asesinos y el intendente se lavó las manos, no cuidó a Gesell, nos cagaron la vida a los geselinos, son unos asesinos. Tiene que venir el intendente con los concejales, que pasaron por acá hace un rato. Pasaron para ver la gente que había, a ver si había mucha esta mañana".