Un vehículo del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) fue brutalmente arrollado por una formación del Ferrocarril San Martín, en la localidad de Hurlingham. El lamentable accidente dejó el saldo de un muerto y cinco heridos, dos de ellos en estado grave.

El móvil carcelario, que transportaba a tres internos detenidos por formar parte de la peligrosa banda llamada "Fal", huía de los piedrazos propinados por allegados a los reclusos cuando fue atropellado por un tren. El hombre al volante del vehículo policial perdió la vida, y cinco personas resultaron heridas. Los tres internos fueron finalmente trasladados a la comisaría Primera de Hurlingham, ya que ninguno se dio a la fuga al momento del siniestro.