Los cinco integrantes de una familia de la comunidad judía fallecidos como consecuencia del incendio de su departamento del barrio porteño de Recoleta fueron inhumados en la mañana de este viernes en el Cementerio Judío Sefaradí Bene Emeth, de la localidad bonaerense de Banfield.

El cortejo fúnebre partió a las 10.30 desde la sinagoga Ieshiva Jafetz Jaim, en Ecuador 920, rumbo al cementerio ubicado en Marsella 343, de Banfield, partido de Lomas de Zamora, en el sur del conurbano bonaerense, informaron voceros de la AMIA.

Los integrantes de la familia fallecidos en el incendio son Sofia Kabudi y sus hijos Rafi Jabbaz, de 3 años; Orly Jabbaz, de 7; y Esther Jabbaz, de 9. También murió en el siniestro Camila Jabbaz, de 17 años.

 

Todos ellos vivían en el séptimo piso del edificio situado en la calle Ecuador 1026, donde este jueves poco antes de las 6 comenzó un incendio que se expandió rápidamente por toda la vivienda y al departamento del piso superior.

El padre de la familia, Isaac Jabbaz, de 55 años, estaba internado en el Sanatorio Anchorena, de la localidad bonaerense de San Martín, donde fue trasladado luego de haber ingresado a la terapia intensiva del Hospital Rivadavia con quemaduras en el rostro y afecciones en su sistema respiratorio, por lo que fue intubado con respiración mecánica.

El incendio afectó el séptimo piso de un edificio en Recoleta (Hernán Nersesian / Crónica).

De acuerdo a los resultados preliminares de las pericias de la Oficina de Incendios y Explosiones de Bomberos de al Ciudad, el incendio se habría originado en "la súbita reacción térmica de baterías de litio pertenecientes a un scooter monopatín eléctrico".

Esa reacción habría estado inducida "por la sobrecarga o descargas excesivas, golpes en celdas o bien exposición a fuentes de calor" y ese potencial térmico "se transmitió a los elementos con capacidad de arder" lo que dio origen al fuego, dieron a conocer este miércoles.

 

Despedida de la DAIA

En tanto, el presidente de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA), Jorge Knoblovits, afirmó que la familia Jabbaz es "muy querida" en la comunidad judía y lamentó que hayan sufrido "una tragedia irreparable", al expresar sus condolencias por la muerte de cinco de sus integrantes.

"Queremos acompañar a los familiares, desear la recuperación de los heridos y agradecer el apoyo de la comunidad, del personal de Bomberos, del Same y de la fundación Hatzolah Argentina que ayudaron a asistir a las personas", sostuvo Knoblovitz.

Al llegar al templo Ieshiva Jafetz Jaim, donde se realizó la ceremonia en honor de los cinco miembros de la familia que murieron a causa del incendio, Knoblovitz afirmó que "queremos acompañar como comunidad e institución a esta familia que ha sufrido una tragedia irreparable y ojalá que encuentren consuelo en sus rezos y en sus recuerdos".

Dijo que eran "una familia muy querida, numerosa y con mucha participación comunitaria", que asistían al templo de Ecuador al 900, desde donde salió el cortejo fúnebre rumbo al cementerio de la localidad bonaerense de Banfield, y deseó "la pronta recuperación para quienes están heridos".

Sobre el estado de salud de Isaac Jabbaz, padre de la familia, que está internado en el Sanatorio Anchorena de la localidad bonaerense de San Martín, dijo: "Él sigue peleando, sigue entubado, está en coma inducido y los pronósticos son inciertos, pero está estable".

 

Ver comentarios