El hecho ocurrió un el edificio de la calle John F. Kennedy al 2800. (Crónica - Adrián Sacchero)

Por: Gabriel Arias.
garias@cronica.com.ar

La inseguridad no conoce de geografía o condición social, ya que un violento robo perpetrado por siete sujetos tuvo lugar en el barrio de Palermo, a escasos metros de la embajada de Estados Unidos, donde se alzaron con una suma de dinero e hirieron en su atraco al encargado del inmueble y al hijo de un propietario de uno de los departamentos. En tanto, efectivos de la comisaría 23° pidieron las imágenes de las cámaras de la zona donde se puede percibir el ingreso de los delincuentes al edificio, con lo cual intentarán identificar a los maleantes.

El episodio policial tuvo lugar a las 19.15 del viernes en un edificio ubicado en la calle John F. Kennedy al 2800 (a metros de la custodiada embajada estadounidense), cuando al menos siete sujetos a bordo de un automóvil BMW gris oscuro, frenaron enfrente del inmueble y esperaron el ingreso de un propietario de uno de los departamentos. Cuando el hombre entró con su rodado al garage del edificio, seis de estos sujetos (uno se quedó arriba del BMW como campana) se acercaron a la puerta del edificio, engañaron al encargado del mismo e ingresaron a la fuerza. De hecho, el trabajador recibió varios golpes en la cabeza y tuvo que ser llevado más tarde al hospital Rivadavia, donde recibió las respectivas curaciones y ya fue dado de alta.

Volviendo al hecho en sí, los delincuentes subieron al tercer piso y casi sin mediar palabra alguna, entraron al departamento donde robaron una suma de dinero (el monto no fue especificado), y en su huída, realizaron un disparo de fuego que dió en el codo derecho del hijo del dueño del departamento, quien también fue derivado al mismo nosocomio que el encargado del edificio y se recupera de las lesiones en su brazo.

Luego, los delincuentes escaparon en el automóvil que estaba estacionado sobre la calle Demaría, y se fueron ráudamente del lugar. Lo llamativo del caso, es que según las cámaras del lugar, el episodio duró entre 7 y 8 minutos, con lo cual, los malhechores tenían todo planeado y hasta se rumorea que llevaban handys para realizar su trabajo lo más rápido posible. A pesar de que el robo se produjo a pocos metros de la embajada estadounidense, parece que nadie está exento a sufrir un ilícito en cualquier zona de Capital Federal y Gran Buenos Aires.

Por otra parte, los investigadores pidieron todas las filmaciones de los distintos edificios y sectores de la calle para dar con la identidad de lo sujetos, que hoy se encuentran prófugos y son buscados por la policía.