Un abogado mató el jueves a la noche a balazos a uno de los dos ladrones que lo interceptaron con el fin de robarle el auto en la puerta de un sindicato en la localidad bonaerense de Olivos, partido de Vicente López. 

El hecho ocurrió alrededor de las 21.30 en la calle Italia al 1600 de la mencionada localidad del norte del conurbano bonaerense, cuando el abogado, de 46 años, salía de la sede del Sindicato de Empleados Textiles de la Industria y Afines.

El abogado ya había subido a su automóvil marca BMW cuando fue interceptado con fines de robo por un auto. Los ladrones lo amenazaron con un arma de fuego. El letrado extrajo un revólver calibre 38 marca Colt, del que es legítimo usuario, y se tiroteó con los delincuentes. Uno de los asaltantes cayó muerto en el lugar, mientras que el otro llegó a huir corriendo y dejó abandonado el Toyota con el que habían llegado.

El cuerpo del ladrón fallecido, identificado como Marcelo David Arcuaz, fue trasladado a la morgue para su correspondiente autopsia. Fuentes judiciales indicaron a Télam que el fiscal Gómez no adoptó ningún temperamento con el abogado, ya que de acuerdo a las primeras investigaciones todo indica que se trató de un caso de legítima defensa.