Camila vive en un conventillo de Floresta junto a su mamá y sus hermanos. El lunes a la noche desapareció del complejo habitacional desencadenando una búsqueda sin tregua que terminó bien: esta mañana fue encontrada sana y salva.

"Camila está muy bien. Mucho no hablé sólo la abracé y la besé. Lloraba, estaba asustada", contó Norma, la abuela de la menor, a Crónica.

La nena estaba en el domicilio del albañil quien fue apuntado por la familia como quien se la había llevado. La policía dio con el acusado y confirmó que la menor se encontraba en dicho domicilio.

La clave de los investigadores fue el video de una cámara de seguridad a la salida del conventillo ubicado en Gaona al 3000, que muestra cómo el hombre "invita" a la nena a irse con él. 

Mirá el video