Tres delincuentes fueron detenidos cuando les robaron a una familia diez mil pesos en el momento que llegaban a su casa, en el barrio porteño de Villa Urquiza, y pretendían realizar una entradera. Los apresaron cuando estaban escondidos en una terraza.

Agentes de la comisaría 39ª que se encontraban realizando tareas de prevención del delito en la calle Ballivian al 3200 fueron alertados por el 911 acerca de un intento de robo a pocas cuadras del lugar.

Inmediatamente arribaron al domicilio y las víctimas les explicaron que cuando ingresaban al edificio fueron interceptados por tres hombres armados, quienes les robaron 10.000 pesos, y mediante empujones querían ingresarlos a la casa.

Sin embargo, al notar el rápido accionar policial los delincuentes se escaparon por los techos de la terraza del edificio. Los efectivos comenzaron con las tareas de búsqueda de los ladrones. Se hizo un operativo cerrojo, se cortó el tránsito y se rodeó toda la manzana con patrulleros de jurisdicciones lindantes y personal de la División Motorizada.

Luego de unos minutos, los policías lograron la detención de los tres sospechosos, quienes se encontraban escondidos en una terraza.

Lo incautado

Se solicitó la presencia de dos testigos para realizarles la requisa correspondiente, encontrándoles entre sus pertenencias un chaleco táctico con la inscripción Policía, una pistola 9 mm. de la Policía de la Provincia Buenos Aires con cargador, nueve proyectiles y uno en recámara, una pistola 9mm. con cargador con 10 proyectiles y uno en recámara, una pistola Bersa calibre 22 limada con cargador con tres proyectiles, un cargador con siete proyectiles 9mm., un cargador con nueve proyectiles 9mm. y siete proyectiles calibre 22, un portaesposa, un portacredencial con chapa de pecho policial, un teléfono celular, una llave de un auto, un guante de lana, y los diez mil pesos que habían robado.

Además, en la calle Altolaguirre al 1600 se encontró el vehículo con el que se trasladaban y en el baúl había varias billeteras y mochilas de robos anteriores. Luego se comprobó que esos delitos también habían sido llevados a cabo bajo la modalidad de entradera.

Los tres imputados, de 26, 27 y 35 años, fueron inmediatamente trasladados a la comisaría de la zona y el caso quedó en manos del Juzgado Criminal y Correccional Nº 20 a cargo de la doctora Elizabeth Paisan.