Ángel Agustín Juárez, el barbero de 19 años asesinado ayer durante un asalto en su local de Quilmes recibió dos puñaladas en la yugular, según datos de la autopsia.

De acuerdo a los médicos forenses, el cuerpo de Juárez presentaba múltiples heridas de arma blanca, tres con suficiente entidad para provocarle la muerte, dos de ellas en la yugular, que le provocaron una gran pérdida de sangre.

La víctima también sufrió una puñalada en la espalda que le afectó varios órganos.

El joven fue trasladado en muy grave estado desde la escena del crimen a bordo de patrullero que chocó con un colectivo camino al hospital, aunque inmediatamente lo pasaron a otro vehículo particular y llegaron al centro asistencial donde llegó muerto.


El acusado Eduardo Jonathan Iren (28) se negó a declarar al ser indagado esta tarde por la fiscal Mariana Curra Zamaniego, quien le imputó el delito de "homicidio calificado".

Tras la indagatoria, el imputado quedó a disposición del juez de Garantías Juan José Angleses, que ordeno que siga formalmente detenido mientras se resuelve su situación procesal.



El hecho ocurrió ayer por la mañana en un comercio ubicado en calle 855 y avenida Donato Álvarez, adonde ingresó un delincuente armado con un cuchillo. Juárez se encontraba solo en su local y fue sorprendido por el asaltante en el baño de la barbería.

Sospechan que la víctima se resistió y fue apuñalado en la zona del cuello y la espalda.Tras el ataque, el agresor quiso abandonar el comercio sin concretar ningún robo, pero quedó encerrado, al tiempo que la víctima pedía auxilio.

Al escuchar los gritos del barbero, otros comerciantes y vecinos de la cuadra se acercaron hasta el local y al abrir, el atacante comenzó a correr hacia la calle.

Los vecinos redujeron a los pocos metros al sospechoso.

 

 

 Crónica Policiales: todas las noticias de hoy

Ver comentarios