Mientras los padres de los niños que fueron encontrados muertos en una heladera abandonada en el fondo de una vivienda de la madre de uno de ellos, en el partido bonaerense de Quilmes, como adelantó este jueves Crónica, pidieron que se investigue el caso como un doble homicidio, los médicos forenses determinaron que el fallecimiento de ambos fue por asfixia.

La madre de uno de los nenes dijo en la puerta de la comisaría de Quilmes que "los chicos no se encerraron en la heladera y que alguien les cerró la puerta y murieron por la falta de ventilación"."Pedimos que se investigue todo, porque no sabemos lo que realmente pasó. Ellos eran muy chiquitos para cerrar una puerta pesada", dijo la mujer, y señaló también que "necesitamos ayuda para velar a nuestros chicos, porque no tenemos plata, porque tenemos ayuda social y somos cartoneros".

En ese sentido, el municipio local gestionó los gastos funerarios y los restos de los pequeños fueron velados en la noche del jueves en la casa de sepelios Dardo Rocha, en Quilmes. Los dos pequeños habían desaparecido el martes último y fueron hallados sin vida el miércoles por la tarde en una heladera abandonada en el fondo de la vivienda de la madre de uno de ellos, y se investigaba si ingresaron a ella mientras jugaban y murieron asfixiados al no poder salir.

Se trata de Vicente Tiziano (5) y Kevin García (4), quienes eran primos. No presentaban lesiones de ningún tipo.