Desde el próximo 1º de septiembre se comenzarán a aplicar las nuevas escalas para los autos que deberán pagar el "impuesto al lujo", que aplicará la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).

En ese sentido, los modelos que cuesten más de $3.552.227 de precio salido de fábrica o distribuidor, lo que equivale a unos $5 millones de precio de venta al público pagarán la primera escala del 20%.

 

 

 

Por su parte, los autos valuados en $6.557.959 de precio salido de fábrica, lo que se traduce en unos $9,3 millones de precio de venta al público, tienen que pagar un 35%.

El número surge de un ajuste de 17,77%, correspondiente al aumento de los precios mayoristas de los vehículos en el trimestre de abril, mayo y junio, a lo que se debe sumar un 21% de IVA más el margen de comisión de la red comercial de 15%.

 

 

 

Este tributo afecta a modelos importados, pero también a varios modelos nacionales. La base imponible de la AFIP se actualiza cada tres meses y subió un 17,7% respecto de los valores que regían desde junio.

Estos nuevos valores tendrán vigencia hasta el próximo 30 de noviembre inclusive. De esta manera, el monto que se toma para el cálculo impositivo pasará de los $3.016.156 a un valor de salida de fábrica o distribuidor de $3.552.227.

Ver comentarios