La víctima recibió un disparo en una de sus piernas cuando se encontraba trabajando en la zona de cajas del supermercado que pertenece a su marido. Todavía se desconoce si se trató de un intento de robo.

(Crónica)

La esposa del propietario de un supermercado chino fue herida a balazos en una pierna por un delincuente, que ingresó al local, en un caso que se registró anoche, en el barrio porteño de Balvanera. Las autoridades policiales tratan de averiguar si el agresor actuó con fines de robo o bien en una tradicional venganza de integrantes de esa mafia oriental.

Trascendió que el hecho se produjo a las 21.10 de la víspera, cuando un individuo provisto de un arma de fuego ingresó con fines de robo a un supermercado chino que está situado en Combate de los Pozos al 900, casi en el cruce con Chile y a 100 metros de la avenida Entre Ríos.

Con rapidez, el hampón extrajo de entre sus ropas un arma de fuego y de inmediato le disparó un tiro en una pierna a la extranjera, para luego escapar velozmente a la carrera, escondiéndose en las calles del peligroso vecindario, en el que abundan los conventillos y las viviendas tomadas por inmigrantes ilegales.

Uno de los empleados del comercio aseguró que el delincuente le efectuó un balazo directamente a la mujer, sin advertir su presencia.

Mientas tanto, una consternada vecina de la zona afirmó que el sanguinario malviviente sustrajo objetos de valor del establecimiento, pero dicha circunstancia era evaluada, anoche, por los investigadores de la comisaría 6ª de la Policía de la Ciudad, que no descartan que lo ocurrido haya sido un clásico atentado de la mafia china.

Quejas de los vecinos: Zona liberada

En tanto, Crónica pudo regoger varios testimonios de quienes habitan en la zona de Combate de los Pozos al 600, que no quisieron ser identificados pero denunciaron inacción por parte de la policía.

"Esto es tierra de nadie. En las paradas de los colectivos se roban celulares, carteras y todo tipo de elementos. Lo vemos todos los días. La escuela que está sobre Sarandí tiene hechas numerosas denuncias porque asaltan a plena luz del día a los chicos cuando salen. Y lo peor del caso es que vemos donde se esconden, hay gran cantidad de casas abandonadas que hoy están ocupadas por malvivientes y drogadictos... si lo sabemos nosotros ¿por qué la policía no lo sabe?", inquirió Julio B. que pidió permanecer en el anonimato por su seguridad. 

Imágenes exclusivas