El autor del crimen fue apresado por los integrantes de la comisaría de La Cañada.

Por: Fernando Vázquez
fvazquez@cronica.com.ar

La localidad bonaerense de La Cañada, en el partido de Quilmes fue escenario de un tremendo suceso, ya que un inocente niño de 5 años fue salvajemente masacrado a trompadas por su padrastro, de 26. Momentos después, las autoridades policiales lograron detener al responsable del crimen.

Testimonios afirman que dicho individuo además acostumbraba a castigar físicamente a los hermanitos del pibe asesinado. Las investigaciones llevadas adelante por los integrantes de la comisaría de la zona y las pericias de la Policía Científica posibilitaron esclarecer el macabro homicidio.

De acuerdo a lo revelado por los voceros a de los tribunales de Quilmes a cronica.com.ar, la infortunada víctima fue identificada como Esteban Agustín Sosa, de 5 años.

Trascendió que el hecho se descubrió cuando el niño fue trasladado de urgencia a una clínica situada en la avenida Calchaquí al 100, en el citado distrito, en el sur del conurbano provincial, oportunidad en la que los médicos del lugar comprobaron que el paciente había dejado de existir y que, a su vez, presentaba hematomas en diversas partes del cuerpo.

A raíz de este motivo los facultativos avisaron de la situación a los servidores públicos de la comisaría de La Cañada (5a de Quilmes), quienes comenzaron a investigar la situación, ocasión en la que averiguaron que este niño y sus familiares vivían en una humilde finca, situada en el cruce de La Rioja y 393.

En un comienzo, el expediente se caratuló preventivamente "averiguación de causales de muerte". Posteriormente vecinos del lugar aseguraron que era frecuente que el nenito fuera agredido violentamente a golpes por su padrastro, llamado Esteban Emanuel Portillo, de 26 años.

Gracias a los diferentes datos aportados por los habitantes del mencionado barrio y a las labores periciales realizadas por expertos de la Policía Científica, los investigadores lograron establecer que Esteban Agustín había sido asesinado a golpes. Los integrantes de la seccional apresaron al muchacho, quien está sindicado como autor de la muerte del chiquillo.

Versiones sostienen que los funcionarios de la Justicia tendrían en su poder una filmación en la que se acreditaban los castigos que padecía la inocente víctima.

Intervino en la causa, que fue caratulada "Homicidio", la doctora Karina Isabel Gallo, fiscal en turno de la Unidad Funcional N° 6 del departamento judicial de Quilmes.