Un cargamento de 380 kilos de cocaína oculto en bolsas de arpillera dentro de una camioneta fue decomisado en un operativo en la provincia de Salta, en el que resultó detenido el conductor del vehículo, de nacionalidad boliviana, informó este lunes el Ministerio de Seguridad de la Nación.

El procedimiento fue realizado el pasado domingo por la noche por personal de Gendarmería Nacional (GNA) en cercanías del volcán Llullaillaco, situado a más de 4.000 metros sobre el nivel del mar en la frontera con Chile.

Según indicó el ministerio, personal del Escuadrón 22 "San Antonio de los Cobres" efectuaba patrullajes nocturnos sobre la ruta provincial 163, cuando observó una camioneta cuyo conductor, al advertir la presencia de los gendarmes, detuvo la marcha e intentó escapar.

Los uniformados lograron detener la marcha del vehículo de inmediato y lo trasladaron al asiento del Grupo "Socompa" de la fuerza para inspeccionarlo.

Durante la requisa, hallaron en la caja de carga doce bolsas de arpillera que contenían 373 paquetes de cocaína, por un peso total de 380,17 kilos.

Además, en la camioneta, que había sido robada el mes pasado en la ciudad chilena de Calama, encontraron equipos de comunicación, tablets, computadoras, baterías y otros accesorios, agregaron las fuentes.

El hombre que trasladaba el cargamento, de origen boliviano, resultó detenido y fue puesto a disposición del Juzgado Federal de Salta, que ordenó las diligencias correspondientes para avanzar con la causa.