Por Fernando Vázquez
fvazquez@cronica.com.ar

Las autoridades buscan en la tarde del sábado a un chico, de 17 años, quien en horas de la madrugada se arrojó a un arroyo, en un interior de un barrio privado, en la localidad bonaerense de Benavídez, en el partido de Tigre.

Voceros del departamento judicial de San Isidro revelaron a cronica.com.ar que el adolescente, identificado como Gian Mazzuchelli, de 17 años, se lanzó a las aguas de un arroyo que conecta los barrios privados San Benito y Santa Catalina, en el citado distrito, en el norte del conurbano provincial.

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, la escena fue advertida por un vigilador privado que se desempeña en el barrio privado San Benito, quien de inmediato avisó de lo ocurrido a los integrantes del destacamento de Villa La Ñata.

Gracias al análisis de las diversas imágenes que fueron captadas por las cámaras de seguridad del dicho lugar se lograron establecer los datos filiatorios del menor y su domicilio, en el lote N° 618 del Barrio Santa Catalina.

Tras rastrillar las orillas de este arroyo, los servidores públicos localizaron el celular IPhone del joven, mientras que su padre, Franco Mazzuchelli, aseguró que la última vez que vio a su hijo había sido durante la cena, en horas de la noche del viernes.

Autoridades de la Estación de Policía de Tigre se encargaron de supervisar los diferentes procedimientos.

Intervino en la causa, que fue caratulada “Averiguación de paradero”, la Unidad Funcional de Benavídez, dependiente de los tribunales de San Isidro.