El Tribunal en lo Criminal N° 2 de la ciudad de Mar del Plata condenó a Ricardo Ramón Burgos Duarte (26) a prisión perpetua por el femicidio de Carolina Barrios (30), en un trágico hecho que ocurrió el 23 de diciembre de 2017, cuando Burgos Duarte apuñaló a su pareja y también hirió a su suegra, de 46 años, en medio de una discusión intrafamiliar.

El imputado decidió no asistir a la última audiencia del juicio. No estar presente para escuchar el veredicto, para ver una vez a la familia de Carolina, para ver a las personas a las que les “arrebató” la vida de una persona amada.

Para los jueces Néstor ContiAlexis Simaz Roberto Falcone no quedaron dudas y declararon a Burgos Duarte culpable de homicidio agravado por el vínculo en concurso real por tentativa de homicidio. Es decir, culpable de haber asesinado de una puñalada en el cuello a quien era su ex pareja y culpable de haber intentado matar a su ex suegra, Gabriela Faga.

La lectura fue resolutiva -los argumentos fueron entregados a las partes-, no hizo falta más. Al escuchar “prisión perpetua” la familia de Caroilina, su madre, sus hermanos, su hermana, estallaron en llanto. En un llanto contenido desde el 23 de diciembre de 2017, en un llanto que brotó tantas veces, tantas noches y que hoy aunque sea tiene un poco de sabor a justicia.

Los jueces, además, dispusieron que se le avisara al cónsul de Paraguay en Mar del Plata sobre la condena de su compatriota Burgos Duarte y rechazaron el planteo de inconstitucionalidad de la pena a prisión perpetua pedido por la defensa del imputado.

Ver más productos

La iglesia recuerda hoy a san Martin de Tours

La iglesia recuerda hoy a san Martin de Tours

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

La Amazonia y la destrucción del mundo

La Amazonia y la destrucción del mundo

Ver más productos