Por Fernando Vázquez
fvazquez@cronica.com.ar

La Justicia Federal de Morón logró desbaratar una banda de narcotraficantes dedicada a la venta de marihuana, al detener a 6 personas, entre ellos un oficial de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, que se cree era uno de los líderes de la peligrosa gavilla. Trascendió que los demás apresados son personas de nacionalidad paraguaya.

La droga se encontraba colocada en distintas cajas de cartón

Pesquisas incautaron alrededor 100 kilogramos de esa droga. El operativo se realizó en la localidad bonaerense de San Justo y la sustancia era transportada en una camioneta perteneciente a la Dirección Departamental de Investigaciones (D.D.I.) de La Matanza.

La credencial del oficial Walter Daniel Paulino Trejo

Calificados voceros de la Justicia Federal revelaron que el oficial involucrado es Walter Daniel Paulino Trejo, quien se resistió a golpes al ser interceptado por efectivos de la Delegación de Investigaciones de Tráfico de Drogas Ilícitas y Crimen Organizado de San Martín en un lavadero de vehículos, situado en la avenida Monseñor Rodolfo Bufano al 3400 (el Camino de Cintura - la ruta provincial 4), en la zona de San Justo, mientras se desplazaba a bordo de una camioneta Toyota Hilux blanca, carente de patente y en cuyo interior era llevado el cargamento de marihuana.

La camioneta de la DDI de La Matanza usada por los delincuentes

El procedimiento se realizó a las 20.10 del jueves pasado y fue supervisado por el doctor Néstor Pablo Barral, titular del Juzgado Federal N° 3 de los tribunales de Morón, estableciéndose que esta droga se encontraba en cajas de cartón, que contenían 129 panes de marihuana, por un peso aproximado de 100 kilos.

Trejo se hallaba en compañía de un individuo llamado Alberto Ceferino, quien aparece sindicado como otro de los líderes de la gavilla. Ante la gravedad de la situación, se llevó adelante un allanamiento en la sede de la mencionada D.D.I. a la vez que se resolvió abrir una investigación para lograr establecer si el jefe de la agrupación, Carlos Giménez, está involucrado en la maniobra, porque se asegura que la camioneta secuestrada era un vehículo no identificable de la fuerza de seguridad.

Serio antecedente

La cuestionada D.D.I. depende de la Superintendencia de Investigaciones en Función Judicial, que encabeza el comisario general Gustavo Bustamante, quien el 29 de marzo pasado tuvo que afrontar que uno de sus subalternos -el comisario Hernán David Martín, de la D.D.I. de Avellaneda-Lanús- fuera abatido por la Policía Federal Argentina, tras un intento de extorsión a narcotraficantes, en Sarandí.

El 22 de junio, la mencionada Superintendencia le prohibió a los distintos jefes dialogar con los medios de prensa locales y nacionales.