Una joven de 22 años fue detenida el último viernes en Allen, provincia de Río Negro, cuando viajaba a bordo de un micro de larga distancia con dos mil pastillas de éxtasis y 2.500 dosis de LSD. La mujer había partido de Buenos Aires y su destino final era la capital neuquina.

Pocos kilómetros antes de que finalizara el viaje, personal de Gendarmería nacional detuvo al colectivo de pasajeros y a través de perros detectores de narcóticos identificaron una mochila de gran tamaño sospechosa. Al abrirla, se encontraron con miles de dosis de droga sintética.

Personal de Gendarmería nacional detuvo al colectivo de pasajeros.

El operativo se llevó a cabo en la Ruta 22, a la altura del kilómetro 1198. Por la causa, la joven que se presume que organizaba fiestas electrónicas quedó a disposición de la Justicia.