Una banda de delincuentes que se dedicaba a vender estupefacientes mediante la modalidad “delivery” fue desbaratada luego de seis allanamientos que efectivos de la Policía de la provincia de Buenos Aires realizaron en una asentamiento de San Isidro.

Se trata de tres sujetos, dos de ellos hermanos con frondosos antecedentes penales, a los que les secuestraron un kilogramo de cocaína y uno de marihuana de diferentes tipos de purezas.

Un "ladrillo" de marihuana incautado.

Los operativos estuvieron a cargo de efectivos de la Delegación de Investigaciones del Tráfico de Drogas Ilícitas y Crimen Organizado de este distrito y se llevaron a cabo en la villa de emergencia Santa Rita.

En tanto, durante los procedimientos –en los que colaboraron numerarios de la Jefatura Departamental Conurbano Norte e integrantes de la Patrulla Municipal de San Isidro- también se incautaron tres balanzas, ocho motocicletas, tres automóviles, varios teléfonos celulares, dinero en efectivo y elementos para fraccionamiento.

Todos los estupefacientes incautados.

Según lo que determinaron los pesquisas, el grupo delictivo comercializaba los estupefacientes en San Isidro y otras localidades de la zona norte, y que ofrecían droga de diferente calidad.

Además, uno de los hermanos apresados había recuperado la libertad hace poco tiempo luego de purgar una condena por homicidio. Interviene en la causa la UFI Temática de Estupefacientes del Departamento Judicial San Isidro, a cargo del Dr. Matías López Vidal