Un hombre, de apellido Villalba, y su sobrina de 27 años fueron atacados a golpes, con una escopeta y amenazados en la localidad de La Candelaria, provincia de Santiago del Estero. A la chica la manosearon.

Todo sucedió cuando se dirigían por un camino vecinal hacia el paraje Villa Estela para darle de comer a los animales.

Antes de llegar fueron interceptados por varios miembros de una familia de la zona. “Qué hacen aquí, no tienen nada que hacer en estos lugares, ustedes son la localidad de La Candelaria”, les dijeron.

 

Descendieron de las motos en las que se movilizaban y atacaron a golpes a la joven. El tío salió en su defensa y uno de los agresores le disparó con una escopeta. Villalba, de 46 años, cayó herido con impactos de perdigones en la pierna derecha.

Siguieron la agresión hacia la mujer. “Ya no tenes a nadie que te defienda”, le manifestaron. Uno de los agresores la tomó de los brazos hacia atrás, mientras el resto la golpeaba y la manoseaba.

La tiraron al suelo y siguió el ataque. En esa circunstancia, uno de los acusados trató de sacarle la calza, pero la víctima de resistió y se fueron bajo la amenaza de que “si volvía a ese lugar, no iba a regresar a su casa”.

 

Villalba fue derivado al hospital Regional de la ciudad Capital, mientras que su sobrina realizó la denuncia. Las diferencias de ambas familias es de hace tiempo.

 

 

Crónica Policiales: todas las noticias de hoy

Ver comentarios