La Policía de la Ciudad logró detener al jefe de la barra brava de Arsenal, Javier Alejandro Belizán, alias Pinocho, quien estaba prófugo desde 2016 por homicidio agravado contra su segundo hombre al mando en la barra del club de Sarandí, Uriel Alvarez.

El hecho ocurrió a mediados de 2016 por una diferencia económica con Alvarez, que habría terminado con el asesinato con arma de fuego por parte de Pinocho.

Tras una extensa investigación, se logró recabar diversa información. El delincuente, quien se mudo de domicilio en varias oportunidades para evitar ser detenido, prendía y apagaba el celular a 2 km de donde dormía y cambiaba de auto todos los meses.

A través de una investigación sobre la gente cercana de Belizán, no solo se dio con su paradero, sino que surgieron diferentes ilícitos que aún se están investigando, entre los que se destacan salideras bancarias, venta de drogas y robos a mano armada.

La policía bonaerense detuvo al jefe de la barra brava disidente de Lanús

El jefe de la barra brava disidente de Lanús, Matías Nicolás Polaquito Soto, fue detenido por la Policía de la provincia de Buenos Aires acusado de intentar matar en 2016 al entonces cabecilla de la facción oficial, Carlos Repacha Mollo.

El operativo fue realizado por efectivos de la DDI Avellaneda-Lanús, quienes capturaron al prófugo presunto delincuente en las inmediaciones del predio de los Tribunales de Lomas de Zamora, señalaron fuentes policiales.

El prontuario del Polaquito (26) tiene varios delitos, entre ellos, “abuso de armas y lesiones” (2004), “amenazas” (2015), y “resistencia a la autoridad” (2016).

No obstante, fue apresado acusado de “tentativa de homicidio”, por pretender asesinar a balazos a quien manejaba la barra brava del club granate en 2016.

En el caso interviene la UFIJ N° 1 de Lanús, Mariano Leguiza Capristo, y el Juzgado de Garantías N° 5, Marisa Salvo, ambos del Departamento Judicial Lomas de Zamora.