Un cartonero que buscaba entre la basura encontró el cadáver de un bebé recién nacido en un contenedor de la Avenida Andresito, en Posadas, Misiones.

El macabro hallazgo derivó en una rápida investigación que terminó con la detención de la madre del pequeño, de 5 a 10 días de vida.

La mujer podría ser acusada de “homicidio calificado” después de que el informe preliminar de la autopsia reveló que la muerte se produjo por asfixia por ahorcamiento, según el portal Misiones Online.

El hallazgo ocurrió cuando un cartonero recorría la chacra 32-33, sobre la avenida Andresito, de Posadas, revolviendo la basura de varios contenedores para reciclar.

Se topó con el cuerpo del bebé dentro de unos de los recipientes municipales. Al lado del cadáver había ropas, abrigo y hasta una bolsa de pañales sin abrir. El hombre dio aviso al destacamento policial más cercano.

Los investigadores hallaron un ticket de supermercado junto al cuerpo del nene. Comenzaron a rastrear las cámaras de vigilancia del lugar y detectaron que una mujer se había acercado poco antes al contenedor para desprenderse de un bulto. En base a estos datos se logró detener a una mujer, de 29 años, que vestía la misma ropa que se observaba en las imágenes captadas por las cámaras.

La madre será sometida a una pericia ginecológica y psiquiátrica con la junta médica del poder judicial. Además, se solicitaron medidas para conocer quién es el padre.

Según trascendió, al momento de producirse la detención, la mujer tenía entre sus pertenencias documentaciones que guardarían relación con la criatura.