Un amigo de Nicolás Pachelo declaró este viernes en el marco del juicio oral por el crimen de María Marta García Belsunce, en donde denunció un robo que sufrió en el año 2003 en su departamento, en el barrio porteño de Palermo.

En ese marco, el hombre denunció a su entonces amigo Pachelo por el robo, que para la fiscalía se utilizó el mismo modus operandi que el homicida desplegó el día del crimen de la socióloga.

Se trata de Nicanor Cetra, quien sostuvo ante el tribunal que conoce al imputado Pachelo desde su adolescencia y a quien describió como “un chico revoltoso y un poco quilombero”.

 

 

Al dar detalles sobre el hurto que sufrió 19 años atrás, Cetra explicó que a mediados del 2003 sufrió un asalto en su departamento del barrio porteño de Palermo, donde un delincuente robó algunos objetos de valor y dinero en efectivo que guardaba en una caja fuerte.

“Un domingo a la noche cuando volví de pasar el fin de semana en Pilar me di cuenta que me faltaban un montón de cosas”, señaló el testigo quien aseguró que ingresaron con llaves ya que no había ninguna puerta forzada.

Por su parte, el hombre agregó: "Lo que me resultó extraño es que en un patio interno había un banquito y en el techo del lavadero una radio con unos auriculares. Después pregunté si hubo algún robo en otro departamento porque creímos que se escapó por allí".

 

 

Cetra relató que la idea original era cenar en el departamento de Pachelo, pero como estaba recién mudado, le pidió si podían hacer la reunión en su casa. “Nos pidieron hacer un recorrido por la casa para conocerla y después Nicolás se quedó charlando en la cocina un buen rato con mi empleada. Al tiempo me dijo que le preguntó si trabajaba todos los días, si estaba los fines de semana y si tenía llaves”, recordó.

Para los fiscales Patricio Ferrari, Andrés Quintana y Federico González, la mecánica del robo en el departamento de Cetra tiene similitudes con el hecho en el que fue asesinada García Belsunce, especialmente en la inteligencia previa y en las maniobras para despistar.

A su vez, para la parte acusadora, Pachelo hacía inteligencia previa junto con su esposa para concretar el hecho y luego dejaba algún elemento para distraer, en el caso de María Marta haberla corrido a la bañadera para simular una caída.
 

Ver comentarios