En el marco de la intensa búsqueda que se lleva adelante por la desaparición de Guadalupe Belén Lucero, la menor de cinco años que fue vista por última vez el pasado 14 de junio mientras jugaba con sus primos en la vereda de un barrio de zona sur de la provincia de San Luis, continúa sin novedades. 

A 22 días de la desaparición de la niña son más las pistas descartadas que los datos concretos que guían la investigación. Es que la versión aportada por los vecinos que habían asegurado haber visto un Peugeot 404 blanco que circulaba de manera sospechosa el día que desapareció la menor, fue descartada.

Según sostuvo desde San Luis el periodista de Crónica HDMarco Bustamante, "la secuencia de la aparición del Peugeot 404 ocurrió una hora después de la desaparición de Guadalupe" por lo tanto fue descartada. 

Asimismo, la hipótesis del empleado de la estación de servicio en Mendoza que había expresado haber visto a una nena muy parecida a Guadalupe tampoco prosperó. En tanto, los rastrillajes continúan dando resultado negativo. 

De tal manera, hasta el momento, lo único firme sobre la investigación que indaga la desaparición de la niña de cinco años es lo mismo que hace 22 días: que una mujer joven le habría tapado la boca a Guadalupe y se la llevó. 

Caso Guadalupe: descartada la pista del auto, crece el misterio y la preocupación

Crónica Policiales: todas las noticias de hoy