Valentina Urbano fue abandonada sin vida por dos hombres que terminaron detenidos. Su papá, Sandro Urbano, contó que estaba trabajando cuando se enteró de la trágica noticia. "Me llamaron al trabajo que Valentina había entrado al  hospital. Cuando fui, me avisaron que ya había fallecido. Yo sólo pido justicia", dijo quebrado.

Sobre si conocía a los detenidos, agregó: "no conozco a nadie. No quiero que entorpezcan la investigación ni difamen a mi hija".