Una banda de narcotraficantes liderada por tres hermanos de apellido Reyes y que usaban a personas que "apretaban" a extraños o potenciales enemigos, fue desbaratada por la Policía de la provincia de Buenos Aires tras múltiples operativos desarrollados en la localidad de Virreyes, partido de San Fernando.

Los procedimientos, que fueron encabezados por la Delegación San Isidro de la Superintendencia de Investigaciones del Tráfico de Drogas Ilícitas, permitió detener a nueve personas y secuestrar más de un kilo de cocaína, armas de fuego y dinero en efectivo.

"Era una organización al menudeo que vendía especialmente cocaína y eran muy violentos con extraños y hasta con la misma gente del barrio”, dijo un jefe policial de la zona, quien agregó que “en las tareas investigativas previas dos sujetos en moto amenazaron y gatillaron a dos efectivos de civil pero afortunadamente las balas no salieron de las armas".

"Usaban a jóvenes como satélites que su único fin era alertar la presencia de extraños o potenciales enemigos. Evidentemente no dudaban si tenía que disparar", sostuvieron fuentes policiales.

Los cinco allanamientos de la causa fueron en diferentes domicilios de la ciudad de Virreyes, partido de San Fernando, provincia de Buenos Aires.

En esos lugares, vivían tres hermanos, dos de ellos mellizos, quienes eran los principales integrantes de esta banda narco.

En este caso, interviene en este hecho la UFI Temática de Estupefacientes de San Fernando.